LA BODEGA

La luz entre las tinieblas
Ese es el sentimiento que experimente la primera vez que entre en lo que hoy es la bodega de La Perdida. En su momento fue otra bodega que por circunstancias de la vida paso a mejor vida, pero tras algunos años de abandono se había transformado en un auténtico estercolero. Fueron necesarios varios días de limpieza y trabajo de pintura para adecentarla, y aun ahora queda una gran cantidad de cosas por realizar para que acabe siendo lo que quiero.... todo se andará.





En el mismo núcleo urbano de Larouco se encuentra la bodega de La Perdida, sótano de una casa reformada y que gracias a que se encuentra semienterrada mantiene una temperatura de unos 15º. Las fachadas y la cubierta empezaran ahora su proceso de recuperación.